El amor es mucho más…

La belleza, juventud o dinero no duran toda la vida. El verdadero amor implica querer al otro por lo que es y no por lo que tiene

Las exigencias en cuanto al físico y la edad a la que aspiramos que sea nuestra pareja son expectativas exteriores. Pero el amor es un tema que implica una elaboración interior. La atracción a ciertos temas como la belleza, la juventud, un determinado puesto de trabajo son más bien momentáneos.

La condición de ser guapa, joven y tener ciertos bienes materiales no dura toda la vida. El amor requiere de paciencia, comprensión, respeto y reciprocidad y de asumir al otro como es, con sus potencialidades y debilidades. En otras palabras, el verdadero amor implica querer al otro por lo que es y no por lo que tiene, ya sea belleza, juventud, éxito o poder.

¿Qué buscamos?
En general, las mujeres preferimos hombres mayores que nosotras y los hombres las quieren más jóvenes. Afortunadamente el mundo está lleno de personas que buscan en el amor valores e intereses en común, y no tanto similitudes generacionales o atractivo físico.

Los gimnasios están llenos de gente, las clínicas de estética y el Botox están en auge. Pero también surgen ciertas preguntas: ¿qué buscamos, nuestro bienestar personal o llegar a poseer el cuerpo objeto de deseo de otros? ¿O simplemente queremos combatir el paso del tiempo? ¿Importa el físico y la edad en una relación?

Conexión emocional y física
Ante la búsqueda de su próxima pareja, muchos esperan que el otro les atraiga tanto física como emocionalmente. A través de las primeras salidas juntos, se pueden intercambiar impresiones, sueños, pensamientos y poco a poco, establecer una afinidad sentimental. Y la expectativa de todos es que posteriormente se dé toda una conexión emocional y física intensas.

Tras nuestro pasado amoroso, tanto mujeres como hombres sabemos que no siempre la atracción física es esencial para amar a otro. El amor es un sentimiento subjetivo que implica una mirada sobre el otro, una seducción. Sin embargo, más allá de un cuerpo armonioso, el cerebro y el intelecto siguen siendo los órganos sexuales por excelencia.

Por lo que el atractivo que nos provoca otro implica necesariamente un razonamiento, un pensamiento sobre aquello que consideramos bello.

Más allá del físico
La mayoría de las personas le damos importancia a otros aspectos que trascienden lo físico. Las mujeres y los hombres tenemos un registro emocional y eso puede influenciar en la lectura que hacemos sobre el otro. Pero también influye la procedencia cultural, el desarrollo personal, la sociedad en la que estamos asentados.

De esta manera, al conocer gente, el contacto se genera a partir de intereses comunes como la música, el cine, la lectura, la cultura, el nivel de educación. Predomina nuestro interés por entablar una comunicación con el otro y no buscamos solamente contacto físico.

¿Y cuál es el peso de la edad?
Nosotras solemos buscar hombres mayores, pero como dato curioso, también buscamos hombres unos años más jóvenes. Mientras que ellos siguen buscándolas generalmente más jóvenes y hay una minoría que se atreve a contactar con mujeres mayores.

Sin duda, la sociedad actual plantea un exacerbado culto al físico y se sobredimensiona a las personas guapas y jóvenes. Esto hace que muchas veces, cuando se busca pareja por Internet, la edad aparece como el primer criterio de selección.

En medio de este culto a la eterna juventud en el que se ha transformado la sociedad actual, a la mujer se le sigue exigiendo mucho más en el terreno físico. Las clínicas de estética aceptan cada vez más clientes masculinos, pero sigue siendo un ámbito destinado a las mujeres que combaten el paso del tiempo. Nosotras continuamos buscándolos mayores porque seguimos valorando la experiencia. Pero cada vez más, las mujeres nos atrevemos a contactar con hombres menores, que comparten intereses similares.

¿Son inmaduros?
Muchos hombres se escudan en la confesión de que son seres inmaduros que buscan mujeres más jóvenes y que una mujer de su edad no los entiende. Lo cierto es que los tiempos han cambiado y está surgiendo la necesidad de ampliar la edad de nuestras potenciales parejas. Poco a poco, también ellos quieren conocer a mujeres mayores y nosotras nos atrevemos a conocer a hombres menores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: