José Rául Capablanca, el Mozart del ajedrez

A los 4 años de edad vencía a adultos experimentados.

Como bien señalan todos sus biógrafos, nadie le enseñó a jugar ajedrez sino que aprendió viendo a su padre y a los amigos de éste jugar en la casa.

A los 12 años de edad venció al campeón cubano Juan Corzo, convirtiéndose en el único niño que en el mundo ganaba un campeonato nacional.

En 1909, tras estudiar en los Estados Unidos y dar cátedras de juego ciencia en ese país, jugó su célebre match contra Frank J. Marshall, campeón USA y uno de los ajedrecistas más sólidos del mundo, derrotando el estadounidense por la increíble puntuación de 8 victorias y apenas 1 derrota.

En 1911 le tocó, con solo 22 años de edad, participar en un torneo de grandes maestros por primera vez en su carrera, obteniendo el primer lugar con 6 victorias, apenas 1 derrota y 7 tablas. La derrota fue frente al famoso gran maestro polaco Akiba Rubinstein.

Y venciendo a figuras notables como Aaron Nimzowitch, Rudolf Spielmann, y otros ases del Viejo Continente.

A partir de ahí, su cadena triunfos en torneos en Estados Unidos y Europa, así como en matches, fue algo sin precedente en la historia del ajedrez universal.

En el tradicional torneo de San Peterrsbugo ganó fácil el primer turno, pero en la recta final quedó en segundo lugar a medio punto del campeón mundial doctor Enmanuel Lásker y 3 por encima del doctor Alexander Alekhine.Siguió ganando torneos de manera fácil e impresionante, y un match al gran maestro serbio Boris Kostic, aspirante el título mundial, con “score” 5-0.

Al vencer en el legendario torneo de Hastings, en 1919, ya no hubo la menor duda de que era el mejor jugador del mundo, detrás del campeón mundial doctor Lásker.

Y llegamos a 1921 para presenciar un match por el título mundial entre el invencible campeón (25 años dueño del título) y el genio nacido en Cuba.

El mundo del ajedrez se asombra, todavía hoy, de que el retador, o sea, José Rául Capablanca derrotara al imbatible campeón Lásker con un resultado final increíble, maravilloso y formidable de 4-0.

Como campeón mundial asiste al super fuerte Torneo de Londres de 1922, ganando fácil sobre adversarios de la categoría del citado doctor Alekhine, Milan Vidmar, Edwin Bogoljubow, Richard Reti, Seville Tartakower, Geza Maroczy, etcétera.

En el torneo de Nueva York de 1924 queda segundo del doctor Láster, tercero en Moscú de 1925 (donde se convierte en el único occidental sin fines políticos que es recibido en su “dacha” por Stalin), pero en 1927 reitera quien es el campeón al ganar abrumadoramente uno de los torneos más fuertes de la historia del ajedrez: Nueva York.

En 1927 pierde el título ante el doctor Alekhine: 6-3 y 25 tablas, pero sistemáticamente el gran Alekhine se niega a dar la revancha, aunque Capablanca sigue ganado torneos y matches, venciendo incluso a aquellos que vencían al nuevo campeón. Contrario a lo que algunos han aseverado, el “score” final entre ellos fue en total 9 victorias para Capablanca, 7 para Alekhine y 33 tablas.

Cuando jugaron por primera vez tras el match, en Nottingham en 1936, Capablanca le ganó. Su último triunfo fue Medalla de Oro en las Olimpíadas de Buenos Aires, en 1939.

Murió el 8 de marzo de 1942, con apenas 53 años.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: