La estrella más caótica del universo

Es Eta Carinae. Sufre sacudidas inverosímiles. Se comporta como una suicida sideral mientras brilla con la potencia de 5 millones de soles. Si el Sol brillara 5 millones de veces más, sencillamente nos achicharraríamos. Desde Mercurio a Júpiter todo se evaporaría. Saturno quedaría tan deteriorado que pronto colapsaría. Neptuno saldría despedido de su órbita. Vamos, si el Sol se pusiera de malcriado, todo el sistema solar sería devastado, convertido en polvo, como si nunca hubiera existido.

Eta Carinae es tan masiva y luminosa que apenas puede sostenerse. Se le estudia mucho por su caprichoso y bizarro comportamiento. Posee un exquisito y misterioso color azul que rutila a 7,500 años-luz de nosotros, pero es una loca que vive al límite. Consume su combustible a un ritmo apabullante. Mientras el Sol necesitará 5 mil millones de años más para agotar toda su energía, Eta Carinae consume en un año tanta energía como el Sol en toda su vida. Su derroche no tiene parangón. En el siglo 19 se tornó casi tan brillante como Sirio, la estrella más brillante de la noche, pero hay un detalle: Eta Carinae está mil veces más lejos.

Eso sólo significa una cosa: que Eta Carinae sufre tremendas fluctuaciones de tamaño. Haga de cuenta que una pelota de tenis de pronto se hinchara hasta convertirse en una pelota de básquetbol. ¿Cómo lo haría? Pregúntele a Eta Carinae, porque sólo su interior conoce las poderosas fuerzas que provocan su demoníaca inestabilidad. Si el Sol se comportara de esa forma, la Tierra apenas y habría sobrevivido un puñado de años, pero por suerte nuestro Sol es un modelo de conducta, una verdadera estrella en términos de ecuanimidad y ahorro.

Eta Carinae se las arregla para producir violentísimas explosiones que lanzan al espacio inmensas cantidades de su propio material, como si tuviese mucha prisa en destruirse. Se sospecha que tiene una estrella compañera, una especie de “titiritero” que determina sus continuos ataques y sus episodios de paranoia. No en vano, Eta Carinae tiene un mote: “la estrella monstruo”. El astrónomo británico Peter Cayce la llamó “La reina del desahucio”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: