¿Duerme usted bien?

El sueño se ha definido como un estado reversible, caracterizado por los reposos relativos y una marcada disminución de la sensibilidad a los estímulos externos ( José Maria Poveda, 1990).

Uno se pasa la tercera parte de su vida durmiendo. En ese estado reponemos energías . El cerebro sigue trabajando, así como todos los órganos y sistemas del cuerpo ( respiración , latido cardiaco etc.).

Dada la importancia de “dormir bien y a pata suelta” en épocas de insomnios y preocupaciones, me permito recordarles consejos sencillos, pero que ustedes casi nunca aplican:

Camine en las mañanas por lo menos media hora.

No coma en abundancia en la noche.

Una toma calientita como las tisanas de tilo y valeriana en las noches son inductoras del buen dormir.

Si no tiene sueño, póngase a leer o a organizar algo en el hogar y esperar los bostezos y los avisos que invitan a la cama.

Haga una pavita de mecedora, quiero decir, que las largas siestas compiten negativamente con la profundidad y calidad del sueño.

La cafeína, las colas y otras bebidas energizantes después del medio día, en algunas personas, inducen al insomnio.

Una cama cómoda, una habitación bien climatizada, una rutina de acostarse y levantarse a la misma hora ayudan mucho.

Si no puedes quedar dormido, lo recomendable es aplicar una técnica de relajación corporal y traer a la mente, como si fuera una película, sus mejores recuerdos.

Algunas personas me han contado que tratando de inducir el sueño se imaginan un campo lleno de ovejas blancas y tratan de contarlas una a una…

Si duerme con pareja y dependiendo de sus estilos y hábitos en el plano de la intimidad, alcanzar un orgasmo se considera un excelente relajante que patrocina un sueño reparador.

Lo ideal es no tener que llegar a las tabletas, que siempre deben estar prescritas por personal sanitario calificado, por ejemplo, un profesional de la psiquiatría y por un periodo que no exceda el mes.

Sabemos que “hay malos durmientes” de toda la vida y que mucha gente se “aploma un trago de alcohol” para dormirse.

Conocemos que “llevar a la almohada” problemas insolubles dificulta el sueño.

Las deudas que contrae una persona responsable que no puede pagarlas en los plazos previstos, boicotean a Morfeo y como no, los problemas sentimentales severos dejan a cualquiera con los “ojos tiesos toda la noche”.

Dormir bien, decía Máximo Beras Goico, es el mejor alimento del alma y yo agrego “ el que mal duerme, mal piensa”…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: