El misterio de los números que se repiten

En el octavo aniversario del atentado al World Trade Center. La fecha, ¿cómo se vincula con Nostradamus? Nostradamus tiene 11 letras. Nació el 2 de noviembre de 1503, y sumando sus números individuales obtenemos 11, siendo noviembre el mes 11. Nostradamus muere el 1 de junio de 1566. Al sumar 66 por sus números individuales, menos uno, da 11.

Su primera esposa y sus 2 hijos mueren en el 4, 5 y 2 de abril, agosto y diciembre de 1566. Si usted suma las fechas de estos fallecimientos el resultado es 11. Igualmente, 11 fueron los pueblos que Nostradamus salvó de las epidemias de peste y 29 los pueblos arrasados, donde 2 y 9 suman 11. La palabra Profecías, que da título a su libro, tiene justo 11 letras: Proipethies.

Los escépticos sostienen que la reputación de Nostradamus como profeta ha sido construida por interpretaciones forzadas, que hacen calzar sus palabras con el ataque terrorista a las Torres Gemelas, en cuya tragedia el 11 también se repite una y otra vez. Veamos: el primer avión estrellado fue el vuelo 11, que llevaba a bordo 92 personas, lo que suma 11. El segundo avión llevaba 65 pasajeros, donde 6 más 5 suma 11. Nueva York es el estado 11 de la Unión Americana.

El 11 de septiembre es el día 254 del año, donde 2 más 5, más 4 suman 11, justo cuando faltan 111 días para completar los 365 días de todo año. Nostradamus supuestamente predijo la destrucción de las torres justo en la centuria número 11. Las torres representan el número 11 y tenían 110 pisos. Como vemos, el 11 se repite insistente y misteriosamente.

Y junto al evento que cimbró al mundo, los principales personajes relativos al ataque terrorista también quedan atrapados en el 11: George W. Bush 11 letras. Osama B. Laden 11 letras Afghanistán 11 letras, al igual que el Pentágono o The Pentagon, con 11 letras. El código para llamadas en Irak es el 119 y el número de emergencias en Estados Unidos es el 911. Para colmo, en 1982, la periodista italiana Enza Massa encontró 111 acuarelas, supuestamente atribuidas a Nostradamus, del que nunca se supo tener dotes pictóricas. Tantas coincidencias numéricas ¿qué nos quieren comunicar?

Anuncios