Unidos eternamente por la gravedad

La Luna es el satélite de la Tierra. La Tierra es satélite del Sol. El Sol es un satélite del sistema de Alción, una estrella supergigante del cúmulo de Las Pléyades, en el cuarto brazo de la Vía Láctea, a 28 mil años-luz del centro galáctico. En el mega-concierto de los astros, unidos todos por el sempiterno poder de la gravedad, marchan como dos hermanos la galaxia de Andrómeda y nuestra Vía Láctea. Un par gigantes que en términos comparativos se trataría de Júpiter, ella y Saturno, nosotros.

Ambos colosos, que en conjunto suman mil millones de estrellas, son dos componentes del Súper Cúmulo de Virgo, cuyo centro de gravedad es El Gran Atractor, un conglomerado de millones de galaxias que nos arrastra hacia un centro de masas común de 250 millones de años-luz de diámetro. Visto en perspectiva, esta telaraña de soles canta a coro, con toda su potencia, al ser la viva voz de la fuerza de la gravedad universal, que en semejante zona del espacio-tiempo se expresa de manera infinita.

El Gran Atractor es una potencia gravitacional, descubierto en 1986. A él estamos permanentemente atados, por más que las distancias nos hagan ilusoriamente creer lo contrario. Y es que en el universo todo depende del todo, un rompecabezas que no podemos apreciar por las grandes distancias implicadas.

Es medio de tan brutal torrente estelar, algunas galaxias ya han colisionado entre sí, mismo futuro que le espera a la Vía Láctea, que finalmente será impactada por Andrómeda. De hecho, se llama el Cúmulo de Norma a una zona de choques masivos de galaxias, cuya colisión está arrojando potentes chorros de ondas de radio.

Imagínelo como un gigantesco calidoscopio del cual somos sólo uno de sus componentes, aportando nuestro fragmentito de luz, llamado sistema solar. Dentro del gran conjunto, la Tierra no ha de distinguirse ni por asomo. Es lógico: entre mil millones de soles, con cualquier cantidad de sistemas solares, (tal vez 800 mil millones de sistemas solares) con trillones de planetas en total, ¿Quién podría señalar con el dedo? Hey, allí está la Tierra, la ven, ese puntito blanquiazul. Seguramente nadie. Pero aquí estamos. Quizás somos poquita cosa. Quizás no hacemos falta allá fuera, pero aquí estamos. Y eso es lo importante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: