Universo inverosímil

se les llama estrellas caníbales a dos o más estrellas unidas por un centro de masas común, donde una de ellas devora a uno de sus astros compañeros a grandes dentelladas. En poco menos de 10 mil años no queda nada de su luz. Se han observado miles de estas estrellas glotonas en nuestra galaxia. Lo asombroso es que la devoradora tiene apenas 20 Km de diámetro, del tamaño de un asteroide, es diminuta, pero con una masa miles de veces la masa de nuestro Sol. Inverosímil, pero cierto.

La materia se presenta en 4 estados: sólido, líquido, gaseoso y plasma. El cuarto estado de la materia, el plasma, es el menos común de los estados en nuestro planeta, pero el más abundante en todo el universo, ya que hasta el 99% de la materia de las estrellas es plasma, agrupadas en 400 mil millones de galaxias, con un promedio de 100 mil millones de estrellas por cada galaxia. Inverosímil, pero cierto.

La Gran Muralla es una superestructura con unos 500 millones de años-luz de ancho, descubierta en 1989, y que está compuesta de cientos de miles de galaxias, muchas de ellas exhibiendo violentas colisiones, como si fueran gigantescas bolas de boliche impactando millares de bolos. En otras palabras: demenciales carritos chocones a una escala descomunal, que deja boquiabiertos a los astrónomos. Inverosímil, pero cierto.

Un choque entre dos agujeros negros fue inferido por una computadora de la NASA. Se estima que tales choques pueden ocurrir, pero nunca han sido detectados por más aparatosos que puedan ser, dado que los agujeros negros son invisibles. Es claro que la colisión desataría intensas ondas gravitacionales, que debían hacer vibrar a toda la región donde se desata el fenómeno, pero ni las ondas ni las vibraciones gravitacionales han podido ser captadas. Inverosímil, pero cierto.

Una teoría establece que nuestro universo está contenido en una membrana, unida a otras membranas que formarían un tejido infinito, donde cada membrana (llamadas Branas en el lenguaje astronómico) contiene un universo paralelo. Las branas están en constante movimiento como las olas en el mar, chocando continuamente, iniciando con ello el Big Bang, de modo que, en arreglo a este modelo, el Big Bang es un fenómeno que está ocurriendo todo el tiempo. Inverosímil, pero quizás cierto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: