Origen de la guerra de Israel y Palestina desde los tiempos biblicos

15 enero 2009

No todos los que descienden de Israel son israelitas, ni por ser descendientes de Abraham, son todos hijos; sino: En Isaac te será llamada descendencia. Esto es: no los que son hijos según la carne son los hijos de Dios, sino que los que son hijos según la promesa son contados como descendientes. (Romanos 9:6b-8)

Mientras que muchos discuten el significado de Romanos 9, estos versículos indudablemente enseñan una verdad que todos podemos consentir. Esta verdad concisamente expresada es ésta: los que son de Dios tienen su nacimiento espiritual debido a lo supernatural mientras los que no han experimentado este milagro son nada más que “los hijos de la carne.” Sobre esto la mayoría de los cristianos estarán de acuerdo.
Es cierto que muchos han opuesto la necesidad de lo milagroso para hallar la justificación, la adopción y la regeneración. Entre éstos se halla Carlos Finney cuyos métodos del evangelismo son loados y practicados por muchos hoy en día. Sin embargo, hay mucha ignorancia acerca de su filosofía. Carlos Finney dijo lo siguiente acerca de la naturaleza del avivamiento:

“Un avivamiento no es un milagro, ni depende de un milagro de ninguna manera. Es totalmente un resultado filosófico del uso correcto de los medios establecidos—tanto como cualquier otro efecto es producido por medios.”

Leer el resto de esta entrada »