Cientificos japoneses descubren que cagar sentado es malo para la salud

28 diciembre 2008

La posición natural del ser humano para defecar ha sido durante milenios la conocida como “en cuclillas”. En los albores de la civilización humana, griegos y romanos adoptaban esta postura incluso en los retretes públicos.
Sin embargo, en el siglo XIX se generalizo en occidente el uso del inodoro pedestal (que consta de un asiento fijado al piso y obliga a defecar sentado), en detrimento del inodoro a la turca, también llamado letrina, que carece de asiento y obliga a defecar en cuclillas. Diversos estudios médicos realizados desde el final del siglo XX hasta ahora han puesto de manifiesto la inconveniencia de esta moderna postura.

Tagart (1966) recomendó que en la posición de defecación las caderas estuvieran flexionadas para ayudar a prevenir el estreñimiento y las hemorroides. Sikirov Dov (1990) alegó que la posición de sentado obliga a repetir muchas veces y con mucha fuerza la maniobra de Valsalva (cualquier intento de exhalar aire con la glotis cerrada o con la boca y la nariz cerradas), lo que se traduce en una sobrecarga para el sistema cardiovascular: esto constituye un factor desencadenante del síncope vasovagal. Por ultimo, un estudio llevado a cabo en el 2003 recomienda la postura en cuclillas para las personas que sufren de anismo (el músculo puborrectal y/o elevador del ano no se relaja durante el esfuerzo para defecar). En general, el angulo anorrectal en la postura natural es mas abierto, lo cual conlleva una mejor y menos esforzada evacuacion de las heces.

Leer el resto de esta entrada »